El tiempo de Dios es perfecto.

Corro y me detengo, avanzo y me paralizo, continúo y retrocedo; las consideraciones espirituales me hablan del tiempo de Dios, éste, no afana ni turba. Observando a los hijos de Isacar, los que miden el tiempo con una plomada y transmiten la exactitud al pueblo, de ahí mismo soy. Dios es bueno. ¡¡ AVANZA EN EL TIEMPO DE DIOS !!

Publicaciones Recientes
Archivos

Ministerio Internacional  El Centinela

2251 Woodlake Trace

Marietta, GA 30062

USA

 

  • facebook
  • w-tbird