Seamos testigos.

Las memorias capaces infunden aliento al corazón sediento, al que desfallece, al que sucumbe, mas el regocijo proviene de la misma. En instantes como de una fotografía, la memoria recuerda el momento exacto del privilegio. ¡¡ OTRO POCO DE LOCURA !! Dios es bueno. Shalom.

Publicaciones Recientes
Archivos

Ministerio Internacional  El Centinela

2251 Woodlake Trace

Marietta, GA 30062

USA

 

  • facebook
  • w-tbird