No somos de los que retroceden..

Meditando en cómo somos voluntariamente, vaya, por nosotros mismos destinados por nuestra desobediencia expuestos a la desaprobación de Dios; existen preceptos claros que determinan el éxito espiritual o el fracaso. Jeroboám fue uno de ellos y siendo rey de Israel, fue desechado, considerando que su propia sabiduría estaba por encima de la de Dios.

¡¡VAYA QUE INSENSATEZ !! Dios es bueno. Shalom.

Publicaciones Recientes
Archivos

Ministerio Internacional  El Centinela

2251 Woodlake Trace

Marietta, GA 30062

USA

 

  • facebook
  • w-tbird