Toma mi mano

Tu mano extendida; simple, honrosa y poderosa, me sujeta en los días de alegría y también de necesidad. Mi corazón suprema mente agradecido, pues no dejas de sorprenderme. Aún en el tiempo de favor, no me sueltes de tu mano. Un varón de Dios agradecido. Dios es bueno y fiel.

Publicaciones Recientes
Archivos

Ministerio Internacional  El Centinela

2251 Woodlake Trace

Marietta, GA 30062

USA

 

  • facebook
  • w-tbird